Nuestra Emisora

miércoles, 30 de junio de 2021

Colombia: LO QUE NO QUEREMOS VER

Foto Urdimbre. Escrito por Claudia Mar, para UrdimbreRadio.

      Las duras jornadas de protesta en el pais, mas que incertidumbre producen una opinión generalizada de los ciudadanos acerca de la  necesidad de dialogo nacional y concertación para resolver de manera urgente, los problemas que originan,  hoy dos meses de movilizaciones sociales.  

Los fuertes enfrentamientos, los detenidos y los ataques a bienes públicos y privados, son evidentemente actos que se derivan de la inconformidad ciudadana que no ha logrado ser canalizada ni atendida, en detrimento de la ciudadanía que permanece hasta hoy sin esperanza ni horizonte de transformación alguna, como lo han manifestado desde el gobierno abiertamente, teniendo en cuenta  que el responsable directo de los acontecimientos, esta en  cabeza del presidente, la primera opción que el gobierno contempla es reforzar la militarización como respuesta,  aumentando el pie de fuerza, que contrariamente,  incrementa la violencia y la crisis social.

Las economías  en bancarrota generalizada y el mal manejo de la pandemia, aumentaron la ola de inconformidad en el pais, que ya se veía venir desde el año anterior, podrían considerarse estos como  los orígenes de las protestas, lo que no quieren ver, nuestros queridos congresistas.    

Tres meses de Resistencia  en los Portales de las principales ciudades , con la estigmatización de las primeras líneas organizativas , denominadas ¨vándalos¨ muy al estilo de los noticieros,  buscan aliados contrarios a la realidad y deslegitimar el carácter de oposición y rechazo a la institucionalidad que rige con sus reformas antidemocráticas, con el estigma de la rampante corrupción que ha rodeado las mismas.

Los Entes de Control,  Defensoría,  Procuraduría y Fiscalía por su parte, no han sido  garantes de los Derechos de las Mayorías en la protesta, por el contrario se suman a la  persecución de los que marchan  sin que a la fecha se tengan resultados mínimos de los hechos denunciados inclusive por Organismos Internacionales de manera reiterada,  detenciones arbitrarias, desapariciones,  violaciones al debido proceso de muchos  jóvenes violentados por el Smad.     Otra Realidad que nadie desea ver, ni vivir, nunca mas en nuestro pais.

El sesgo de las autoridades a quienes  parece no  importar las vidas perdidas en el presente Conflicto Social.  Asi como la inoperancia de las entidades garantes de lo derechos civicos ciudadanos como misionalidad de estas entidades que han resultado ser de bolsillo del actual gobierno. 

El carácter amplio en la participación de la ciudadanía  conformada tanto por jóvenes, como  mujeres y  hombres que ejercen nuevos liderazgos hoy, hacen perentoria la diversidad que debe ser escuchada como tal, bajo el contexto de interlocutores políticos también, sin exclusión ni persecución, con el fin de consensuar y hacer posible el Dialogo Real, que esta vez sea creíble , dado que se le ha mentido siempre a los colombianos con campañas de desinformación engañosa, para fines innobles, caso del referendo por la Paz, que de otra manera, habría conquistado mas espacios participativos para la construcción de la democracia que tanto requiere Colombia.   Otra realidad que no deseamos se repita con la manipulación de los eternos agenciadores de violencia.

Tantos jóvenes en las calles, tantas comparsas de artistas que sueñan con cambiar la forma de hacer política, tantos ciudadanos pidiendo oportunidades laborales, y tantas mujeres anhelando Paz y Futuro...son la cotidianidad hoy....No queremos mas,  esta Colombia ciega y  sorda.

¿A dónde irán los abrazos que no nos dimos?, ¿Y las risas? Las horas sin hacer nada, las conversaciones intrascendentes que no tuvimos y las canciones viejas que dejamos de bailar, ¿A dónde irán? ¿Habrá algún baúl que acumule las nostalgias de lo que no vivimos?, ¿Un cementerio de historias truncadas?
¿Dónde quedó la paz que no tuvimos?, las caminatas por la montaña, las puertas abiertas, las charlas en la esquina, las calles tranquilas y las noches sin miedo. Los sueños de los chicos que no serán soñados ¿Dónde están? Cambiar el mundo, decir lo que se piensa, hacer lo que se quiera, vivir sin que nos duela. Mutilaron el futuro y lo echaron al río, ¿A dónde irá a parar?
En alguna parte estarán las cosas que dejamos de vivir, no podemos perder su rastro. En algún rincón, agazapados, esperan por nosotros los sueños. Es necesario hacer inventario de las nostalgias, contabilizar, repasar la lista de todo aquello que compone la vida que anhelamos y actuar. Sabemos bien de qué se trata el horror, lo hemos vivido muchas veces y en todas sus versiones, no podemos permitir que se instale de nuevo en la indiferencia.
Durante décadas esta peor versión de lo que somos, que amenaza, que intimida, que tortura y que mata, la han padecido las comunidades en los campos y en los barrios más vulnerables. Por momentos la barbarie también se ha instalado entre el lujo y la comodidad vestida de secuestro, de extorsión y de explosión. Si algo sabemos bien es que esa no es la vida que queremos. En todos los casos la sensación de soledad ha sido la misma. Todas las veces las historias truncadas fueron a dar al cementerio de las nostalgias y de las vidas por vivir, del país por construir.
No es suficiente con mirar hacia otro lado para que las cosas que no nos gustan desaparezcan. No basta con resguardarse en la burbuja o con irse a otra parte, literal o metafóricamente. El horror no deja de suceder si no ponemos las noticias. Está ahí y permanece, aunque aún no nos alcance. Lejos o cerca, la humanidad es una sola. Las atrocidades cometidas contra otros, en otros tiempos y en otras partes, son las mismas que padecen hoy los nuestros cada vez más cerca. Somos los mismos. No reconocernos en los demás y ser indiferentes a su desgracia nos condena a estar en su lugar, tarde o temprano.
Por la paz que no tuvimos, por la vida que anhelamos, por los sueños que esperan ser soñados, no podemos ser indiferentes. El inventario no es tan largo, al fin y al cabo, la mayoría de la gente busca cosas parecidas: abrazar, reír, besar, comer rico, dormir bien, aprender, trabajar, jugar con el perro, crear, pasear, quitar al gato de la silla y bailar canciones viejas junto a los amigos; decir lo que se piensa, hacer lo que se quiera y vivir sin que nos duela. Lejos o cerca, somos los mismos. (Columnistas. Los mismos Junio 28, 2021
Tatiana Duplat Ayala Periódico El Siglo.)

Dedicado este texto a todos los que conservamos la esperanza encendida.....





Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Saludo Circuito Cultural Armenia

CUÑA METRO

ESPACIO PUBLICITARIO

ESPACIO PUBLICITARIO 2

PAUTA PUBLICITARIA

Canal Youtube

Entradas populares

    Radio Urdimbre. Con tecnología de Blogger.